“La Virgen María”, ejemplo para todas las madres.

Estándar

La virgen María, llena de gracia.- Contaba con los dones del Espíritu. Quién como ella en la paciencia, en la aceptación, en el amor, en la paz, en el servicio, en la docilidad, en el dominio propio, en la bondad, en la caridad,……

Virgen María, el Señor es contigo.- La presencia del Altísimo estaba en ella y con ella, mujer de oración, cumplidora de la Ley, mujer de fe y confianza en Dios.

Virgen María, bendita eres entre todas las mujeres.- De todas las mujeres, ella dedicada a agradar a Dios en las diferentes etapas de su vida: buena hija, honrando a su padre y a su madre; como esposa, mujer amorosa, cariñosa, respetuosa, fiel a su marido; como madre mujer ejemplar; como vecina, mujer querida y apreciada, estuvo en las Bodas de Caná en Galilea; como seguidora de Dios la primera en decir Sí.

Virgen María, bendito el fruto de tu vientre.- Aceptó el don de la maternidad, no abortó. Los hijos son bendición de Dios, amó a su hijo hasta el extremo, lo educó en el servicio y en el amor a Dios.

Santa María, ruega por nosotros.- Ella mujer de Dios, intercede por nosotros como lo hizo con los esposos en las Bodas de Caná. Ella puede alcanzar los milagros de Jesús, aunque no sea la hora. Ella la intercesora.

Saludos a todas las madres en este año, que Dios las bendiga siempre. Ustedes tienen en María un modelo a seguir, sigan sus pasos porque ella les llevará a Jesús y Jesús al Padre.

¡Que Dios las guíe con su Omnisciencia; las proteja con su Omnipotencia y las acompañe siempre con su Omnipresencia!

 ¡Un abrazo! 

Mgs. Jaime Castellanos Fonseca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *