“LO QUE UN PAPÁ CRISTIANO SABE”

Estándar

Padre nuestro que estás en el cielo.- Sabe que tiene un Padre celestial, que nunca lo dejará, que nunca le abandonará, que siempre estará a su lado. Solamente debe invocarlo con fe y esperar en Él y de Él, todo bien.

Santificado sea tu nombre.- Un papá sabe alabar a Dios y dialoga con Él en todo momento, dedica un tiempo exclusivo para la reunión de amor con su Padre Celestial.

Venga tu reino.- Sabe que es necesario vivir en la tierra, en su familia, el reino de Dios, es decir un ambiente de paz, alegría, solidaridad, compromiso, fe, amor, esperanza, perdón, prosperidad, entre otras características; y pide a su Padre Dios que venga ese reino.

Hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.-  Sabe ser dócil a la voluntad de Dios, porque dicha voluntad, siempre será mejor que la del hombre, y como hijo obediente y bueno, busca agradarlo, consentirlo y ser santo; ya que esa es la voluntad de Padre Dios.

Danos hoy el pan de cada día.- Sabe perfectamente que de Él viene todo bien y no se afana por el mañana, al contrario, descansa en su Creador, en su Padre. Vive cada día trabajando por el reino de Dios y su justicia, pues conoce que todo lo demás le vendrá por añadidura.

Perdona nuestras ofensas.- Sabe que a pesar de sus errores y limitaciones, tiene a un Padre que lo perdonará siempre y con ese perdón cobrará fuerzas para no volver a ofenderle, a pecar, a faltar a su amor. Busca siempre ser mejor.

Como nosotros perdonamos a los que nos ofenden.- Sabe que si su Padre Dios le perdona, así también él, debe perdonar a sus agresores, y vivir en paz con los demás. Porque solamente recibiendo es que se puede dar. Si se recibe el perdón de Dios de forma gratuita y rápida, de la misma manera dará dicho perdón al que le ofende.

No nos dejes caer en tentación.- Sabe que su Padre Dios le protege y con mucha fe solicita su ayuda para no caer en el pecado, se aleja de todo tipo de tentación y busca siempre lo que es bueno, lo que le agrada a su Padre, lo santo, lo puro, lo honesto.

Líbranos del mal.- Por último sabe que su Padre es Omnipotente, Omnisciente y Omnipresente, por lo tanto tiene el poder de librarlo de todo mal: tristeza, dolor, angustia, soledad, melancolía, orgullo, envidia, mentira, infidelidad, soberbia, glotonería, pereza, supersticiones, brujerías, etc. Pues su Padre Dios derrotó al mal y al maligno. No hay demonio que le pueda hacer daño. Su Padre es un Padre protector.

¡¡¡¡Qué más Papá podemos pedir!!!!!

¡Feliz día del Padre! en este año a todos los padres y que la bendición de Dios, siempre sea en ustedes.

Mgs. Jaime Castellanos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *